Panamá ratifica el Convenio sobre la inspección del trabajo (agricultura) y el Convenio sobre la protección de la maternidad

Noticia | 23 de marzo de 2022
El 22 de marzo de 2022, el Gobierno de la República de Panamá depositó ante la Organización Internacional del Trabajo los instrumentos de ratificación del Convenio sobre la inspección del trabajo (agricultura), 1969 (núm. 129) y del Convenio sobre la protección de la maternidad, 2000 (núm. 183). Panamá es el 55° Estado Miembro en haber ratificado el Convenio núm. 129 y se convierte en el 41º país en haber ratificado el Convenio núm. 183, la norma más actualizada y completa de la OIT sobre la protección de la maternidad.

Al depositar los instrumentos de ratificación, la Ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral de Panamá, señora Doris Zapata Acevedo, declaró en relación con el Convenio núm. 129: “El compromiso de Panamá con el desarrollo del sector agrícola está enfocado a un crecimiento con bienestar social y trabajo decente. Este gran reto vendrá acompañado de inspecciones laborales que nos permitirán identificar las deficiencias y ayudar en el proceso de construir espacios laborales más seguros y sostenibles en el trabajo agropecuario de Panamá”. En cuanto al Convenio núm. 183, la Ministra de Zapata sostuvo que “En Panamá, la protección laboral de la mujer en estado de gravidez ha sido siempre un tema de prioridad constitucional y legal. Las disposiciones establecidas en el C183, que adoptamos por Ley, respaldan el compromiso de país por la igualdad e integración de la mujer en los espacios de trabajo.”

Al recibir los instrumentos de ratificación, el Sr. Guy Ryder, Director General de la OIT, declaró:

Convenio sobre la inspección del trabajo (agricultura), 1969 (núm. 129)
“Recibo con beneplácito la ratificación por parte de Panamá del Convenio núm. 129. Este importante Convenio tiene por objeto la implementación de un sistema eficaz de inspección del trabajo en la agricultura. En concreto, dicho Convenio regula la organización y el funcionamiento de los servicios de inspección en la agricultura, su vigilancia y control por un organismo central, su cooperación con otros servicios públicos, instituciones reconocidas y con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, la contratación de personal cualificado en número suficiente y con una situación jurídica y condiciones de servicio adecuados, la entrega a dicho personal de medios materiales e instalaciones, la inspección de las empresas agrícolas con la frecuencia y el esmero necesarios, y la publicación de informes y estadísticas anuales sobre la labor de los servicios de inspección en la agricultura. La ratificación del Convenio núm. 129, junto con la del Convenio núm. 81 sobre la inspección del trabajo en la industria y el comercio, evidencia el reforzado compromiso de Panamá con el cumplimiento de las disposiciones legales relativas a las condiciones de trabajo y la protección de todos los trabajadores, incluidos aquellos empleados en la agricultura.”

Convenio sobre la protección de la maternidad, 2000 (núm. 183)
“Celebro la ratificación por parte de Panamá del Convenio núm. 183, que establece normas de la máxima importancia para la consecución de la igualdad de género en el mundo del trabajo. Reforzar la protección de la maternidad en todas sus dimensiones es más necesario que nunca, en vista del impacto negativo que la crisis de COVID-19 ha tenido en los empleos, los medios de subsistencia y los sistemas nacionales de salud, que han afectado especialmente a las mujeres. Al promover la salud, la seguridad y el bienestar de las mujeres embarazadas, las nuevas madres y los recién nacidos, el Convenio núm. 183 contribuye a construir un futuro mejor y próspero. Hay que destacar el compromiso permanente de Panamá con la protección social en estos tiempos cruciales".

La protección de la maternidad es un área de gran preocupación para la OIT desde su fundación en 1919, cuando se adoptó el primer convenio internacional sobre el tema. Salvaguardar la salud de las mujeres embarazadas y lactantes, protegerlas de la discriminación en el trabajo y garantizar la continuidad o la sustitución de los ingresos durante los periodos de licencia es una condición previa para lograr una auténtica igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres en el trabajo y para que los trabajadores y las trabajadoras puedan formar sus familias con salud y seguridad.

Estos objetivos se recogen en el Convenio núm. 183, que pretende garantizar que el derecho al trabajo y los derechos en el trabajo de todas las mujeres empleadas, incluidas las empleadas en formas atípicas de trabajo dependiente, estén adecuadamente protegidos durante la maternidad y después de ella. El Convenio núm. 183 y la Recomendación que lo acompaña, núm. 191, serán objeto del Estudio General de la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones en 2022, junto con el Convenio y la Recomendación sobre la discriminación (empleo y ocupación), núm. 111, y el Convenio sobre los trabajadores con responsabilidades familiares, núm. 156 y la Recomendación, núm. 165.

A pesar de los importantes avances en la ampliación de la protección en muchas partes del mundo, los períodos de maternidad siguen estando marcados por la vulnerabilidad y la inseguridad para muchas mujeres trabajadoras y sus familias. Según el recientemente publicado Informe Mundial sobre la Protección Social 2020-22 de la OIT, sólo el 44,9% de las mujeres con recién nacidos en todo el mundo reciben una prestación por maternidad, un porcentaje que desciende drásticamente en algunas regiones. El acceso efectivo y asequible a la atención sanitaria de la maternidad está aún lejos de ser universal y en muchas partes del mundo se observan niveles inaceptables de mortalidad materna y neonatal.

La ratificación del Convenio núm. 183 forma parte de los esfuerzos del Gobierno de Panamá por promover el desarrollo de la protección social, especialmente con las recientes reformas para ampliación del alcance del fuero de maternidad en ese país.

La protección de la maternidad es un componente clave de las políticas transformadoras que se piden en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La ratificación y aplicación del Convenio núm. 183 puede acercar a los países a la consecución, en particular, de los ODS 1 (No a la pobreza), 3 (Buena salud y bienestar), 5 (Igualdad de género), 8 (Trabajo decente y crecimiento económico) y 10 (Reducción de las desigualdades), y garantizar que ninguna mujer se quede atrás.

Estos Convenios entrarán en vigor para Panamá el 22 de marzo de 2023. Con estas dos nuevas ratificaciones, Panamá habrá ratificado 80 Convenios de la OIT, incluyendo los 8 Convenios fundamentales, los 4 Convenios de gobernanza y 68 Convenios técnicos.